links Arcano

Pagina realizada por el profesor Arcano, el objetivo de dicho trabajo es difundir la filosofia y luz de nuestro San la Muerte,les doy la bienvenida a todos los devotos . Rituales - oraciones - historia - foros - encontraras aqui o en la siguiente pagina www.institutoarcano.com

www.institutoarcano.com

Foro San la Muerte y Santa Muerte

PARA INGRESAR AL FORO Y PODER ESCRIBIR TUS PREGUNTAS O CONTACTARTE CON DEVOTOS DE SAN LA MUERTE   Y LA SANTA MUERTE INGRESA  Aqui


CHAT SOBRE SAN LA MUERTE

ARCHIVOS VIDEO RADIO

Para ver todos los archivos ingresar aqui

SAN LA MUERTE Santo Argentino

El santoral jamás registró a San La Muerte, quién pierde sus orígenes en la cultura guaranítica, sin embargo su culto en el nordeste argentino (provincia de Corrientes, especialmente y en menor proporción en las de Chaco, Misiones y Formosa) es vivo y permanente, no sólo en el campo, en donde quizás se explicaría con mayor facilidad como la devoción del hombre simple y sin una profunda formación religiosa y cultural, sino entre numerosos integrantes de las denominadas clases cultas de los centro urbanos. El culto es pagano y supersticioso y al parecer satisface las demandas de bienes materiales y espirituales.

La creencia popular sostiene que hace mucho tiempo existía un rey que administraba justicia en forma ejemplar. Cuando murió, Dios lo llamó a su lado para que lo ayude en una difícil tarea. Le dijo que habiendo sido tan justo en sus actos en la Tierra, le encomendaría el cuidado de la vida y la muerte de los humanos. Lo condujo a un lugar del cielo donde le ofreció un trono. Alrededor del mismo se extendían hasta el infinito cantidad innumerables de velas, algunas recién encendidas y otras por apagarse. Dios le dijo que las que estaban por terminar de arder eran de los hombres que debían morir y que él debía bajar a la Tierra para recoger sus almas. Así, por orden divina, se convirtió en el ayudante de Dios para controlar la existencia de los hombres. Así nació San La Muerte, y por tal motivo es que sus devotos se encomiendan a él en la vida para que los proteja en la hora de la muerte.

Las imágenes de San La Muerte son pequeñas. Las más altas alcanzan unos quince centímetros; las más pequeñas, aproximadamente tres o cuatro centimetros

 El material comúnmente empleado es la madera, con la que también se hacen otras imágenes de "santos" muy propios: San Són (deformación del Sansón bíblico); Santa Librada (que ayuda en las heridas y fugas); San Pilato (que favorece el hallazgo de cosas perdidas, contribuyendo también San La Muerte a ello) y, además, las de San Baltasar, Santa Lucía, el Niño Dios y Jesús Crucificado. Todas estas deidades populares constituyen la constelación de los "santos de palo", aunque San La Muerte también puede hacerse en plomo o con huesos humanos. Si el "santo" es personal, se le rezan sus oraciones los días Martes y Viernes, rodeando al esqueletito con velas rojas o de "luto". Cuando es utilizado para el bien, está acompañado de Santa Catalina y algún crucifijo.

En todos los casos la representación es semejante: un esqueleto humano provisto de guadaña, cuya hoja está hecha de metal, generalmente de lata. El mango se apoya sobre una pequeña plataforma situada a la altura de la cadera. La imagen, a su vez, también se asienta en otra plataforma. Salvo la guadaña, que se agrega, el resto está constituido por una sola pieza que el santero trabaja pacientemente. La presentación común de los San La Muerte es de pie, pero también los hay sentados, con las manos apoyadas en el maxilar inferior, y por último otras en cuclillas, también con una o las dos manos apoyadas en el maxilar. Estas dos últimas representaciones corresponden al Señor de la Paciencia.

Los distintos nombres con que es conocido San La Muerte son: Señor de la Buena Muerte (simboliza a Jesucristo); Señor de la Paciencia (simboliza a Jesucristo o a San José); San La Paciencia; Señor La Muerte (simboliza a Jesucristo); San Justo Nuestro Señor de la Muerte; Nuestro Señor de Dios y la Muerte; San Justo; San Esqueleto y Ayucaba, en Paraguay; Señor que lo puede Todo (especialmente en Formosa); San Severo de la Muerte (especialmente en Corrientes y Formosa) y San, simplemente.

San La Muerte toma a sus dueños invulnerables al daño y les da poderes extraordinarios para inclinar a su favor el amor y la fortuna. Estos poderes se acentúan si la imagen está hecha con huesos humanos. Los imagineros que hacen este payé o amuleto, entregan con la imagen las oraciones que la tornan mágica. Uno de los más famosos imagineros fue Ramón González, un hombre analfabeto, de ascendencia árabe, quien a pesar de estar recluido en la cárcel provincial de la ciudad de Corrientes, realizaba imágenes de San La Muerte o Santa Librada para satisfacer los pedidos de la gente.

San La Muerte no es efectivo si no está bendecido por un sacerdote católico. Su culto constituye así un curioso sincretismo religioso-pagano. Es difícil hallar un sacerdote que lo bendiga, por lo que hay entonces dos caminos: Cuando no hay sacerdote en la zona y no es posible pedirle nada a la imagen, dos personas mayores (y que sean católicas) asumen la responsabilidad y lo bendicen.

Si en la zona hay un templo, conviene llevar la imagen a la misa, y cuando el sacerdote imparte la bendición, tenerlo oculto en la mano para que le alcancen los beneficios de la misma. A partir de allí la imagen es efectiva y peligrosa, y tanto, que quien sabe de alguien que posea un La San Muerte ya bendecido, evita su compañía, sobre todo si tiene alguna situación de disputa, rivalidad amorosa o simple antipatía.

Otra forma consiste en llevar en el hueco de la mano la imagen de San La Muerte y pedir al sacerdote que bendiga una estampita o medallita colocada encima; de esta manera, cuando bendice la medallita o la estampita, queda bendecida la imagen de San La Muerte. Después, su dueño o dueña, lo coloca separado de los otros "santos", a veces en altares especiales, forrados de negro, según es costumbre, siendo creencia que para que "comience a actuar" hay que llevar el amuleto siete viernes seguidos a siete iglesias distintas.

El culto supersticioso de San La Muerte no tiene fecha especial, pero el calendario folclórico reconoce como excepcionales para ello el Viernes Santo y el Día de Todos los Muertos, aunque desde hace tiempo en Resistencia, Chaco, se le rinde culto el 15 de agosto, incluso con misa y procesión.

San La Muerte es un santo de origen guarani (pueblo indio que vivia en los actuales territorios del Brasil,Argentina,Paraguay y Bolivia) misterioso y vengativo.Se lo venera principalmente en la Republica Argentina,en las provincias de Corrientes Chaco,Misiones y Formosa.Se lo conoce tambien como Señor de la Buena Muerte y Señor La Muerte. Se lo representa como un esqueleto de pie,con una guadaña en la mano. Este santo centraliza el poder de todos los muertos. Se lo conmemora el Viernes Santo y el Dia de Todos los Muertos. Se le puede pedir lo que sea,pero especialmente escucha los ruegos sobre amores, trabajo,hallar cosas perdidas. Tambien es capaz de destruir al enemigo de quien lo invoca.Culto a San La Muerte

Este culto se habría originado tras la expulsión de los jesuitas de sus misiones con el retorno de los indígenas, sobre todo los de la tribu Guaraní, a su hábitat de la selva, a sus antiguas creencias con el proceso de catequización que quedo incompleto.

Una de las imágenes religiosas que quizá había herido más la imaginación de los nativos, era la de un Cristo sentado o acuclillado en actitud doliente y sosteniendo su cabeza en el puño cerrado, que conocemos como el Cristo de la Humildad y la Paciencia. A esta imagen, vinculada con la serena muerte que esperaba a los creyentes-y frente a la que este Cristo también protegía con el nombre de Señor de la Buena Muerte-, se unió la figura esquelética del payé o médico brujo, curador de la tribu,que solía ayunar y usar hierbas estupefacientes para lograr sus efectos mágicos. También influyo la imagen de la Parca grecorromana portando una guadaña, y trasmitida a las creencias cristianas a través de las famosas danzas de la muerte medievales.
De allí los distintos tipos de imágenes de San La Muerte, que es hoy el culto mas popular de nuestra zona de substrato guarani: la del santo esquelético, sentado o en posición fetal y la del esqueleto portador de una guadaña, sin vestiduras o con un habito talar y clerical negro.
En los últimos tiempos, y en las procesiones que se organizan para honrar a San La Muerte, se lo suele coronar y revestir con un manto rojo brillante, color que parece ir suplantando al negro y blanco tradicionales.

 

 

Las imágenes


Las imágenes de tamaño pequeño realizadas generalmente en madera, se constituyen como amuletos o payés.
El payé era el nombre con que se conocía al medico sacerdote y mago de las tribus guaraníes, luego se extendió a las curaciones realizadas por este o con la intervención de algún santo popular, o al final, el amuleto que otorgaba protección contra los males.
La imagen de San La Muerte también se suele moldear en plomo y aunque menos frecuente, tallar en hueso.

El plomo debe ser de la bala que haya ultimado a alguien, extraída a punta de facón (cuchillo) y derretida para dar forma al santito. Pero la mayor protección se logra con un pequeño San La Muerte tallado en hueso humano, preferentemente el de una falange de la mano de un niño. Estas imágenes son como mínimo de 5 cm y de 10 o 15 cm como máximo. Las imágenes que más se consiguen en el mercado son de factura industrial, en barro cocido u otras pastas, pero no se consideran payes, si se consideran las talladas en naranjo, palo santo o curupí y aquellas moldeadas en arcilla, pero con la condición de que esta fuera horneada en Viernes Santo.

La bendicion

El culto personal se realiza en el hogar, rezando ante su figura colocada en un altar forrado de negro e iluminado por dos velas de color rojo, negro o amarillo.

1- Si se desea influenciar a una persona debe estar colocado mirando hacia donde vive esa persona.
2- Sobre la foto de la persona a la que se desea enamorar.
3- Cuando el pedido se relaciona con la situación económica se debe colocar el día 7 de cada mes en una bolsita una moneda de uso corriente durante 7 meses, al completar el ciclo esa bolsita debe ser enterrada con su contenido, entonces comenzará la prosperidad del solicitante.Si el culto es público, este debe tener su altar colocado en un lugar de la casa que le pertenezca y que se halle presidido por su imagen, iluminado con velas rojas, o blancas, o blanco y negro o amarillo y negro y adornado con claveles rojos. Este culto esta destinado solo al bien.
Los pedidos para bien se hacen a la caída del sol y hasta la medianoche .

La influencia milagrosa del santo solo es efectiva si su imagen esta bendecida, y lograrlo no es sencillo dado que el encargado de impartir esta bendición debe ser sacerdote, y es muy difícil hallar uno que se preste para tal fin.
La mejor opción es llevar la imagen que es bastante pequeña de por si, escondida entre un ramo de flores o estampitas de otros santos católicos y descubrirla en el momento en que el cura imparte la bendición, en ambos casos la bendición se considera válida.

Jamás San La Muerte estuvo registrado en el santoral de la iglesia Pero su culto permanece firme en el pueblo y se halla cada vez más extendido. Sus devotos lo jerarquizan como el más poderoso de todo el santoral profano regional argentino. Forma parte del culto popular y supersticioso, en el sentido de supérstite, es decir, lo que sobrevive de un saber perdido, abarcado dentro del grupo de los llamados santos de palo, del santoral profano procedente de la zona del nordeste argentino.



Contador gratis